4 SANT JORDIS Y 2 CUMPLEAÑOS

Artículo 429. Realmente el Día de Sant Jordi es un día increíble. Y es que cuando le cuentas a alguien de fuera lo que hacemos aquí, se quedan absolutamente fascinados. Y es que la gente se vuelca en los libros, en las rosas y en un sentimiento difícil de explicar y expresar.

De toda la increíble gente que vi ese día en las firmas, me quedo con dos historias que me contaron. Por un lado una chica con una energía increíble y a la que le faltaba una oreja y que me pidió que le susurrase algo en ese oído. Decía que todo lo que susurraban en esa oreja que le faltaba, acababa convirtiéndose en realidad.

Y la segunda historía me la contó una mujer que tenía casi 90 años y me dijo… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Two night stand” Me encantaron los diálogos porque destilan parte del mundo del gran John Hugues.
Stand1
Stand2

2º lugar. “Wanted on voyage” Me entusiasma la energía vocal que George Ezra infunde a sus canciones. Yo me quedo con “Listen to the man”que en el videoclip canta junto a Ian McKellen desprendiendo una felicidad total.
Ezra1
George Ezra, Agenda

1a posición. “La música nunca dejó de sonar” Fascinante historia sobre las segundas oportunidades y sobre el poder de la música. Seguramente estará entre las 5 mejores películas que he visto este año.
Music1
Music2

Y volviendo a la mujer sabia que conocí. Me contó que había vivido tantos Sant Jordis, que ella opinaba que era un día sanador y que necesitaríamos tener un par al año. Así que su teoría fue: “Al año debería haber Cuatro Sant Jordi, tres Navidades y dos cumpleaños”. Y añadió: “Todo el mundo tiene dos cumpleaños: el día que nace y el que despierta a la vida”.

Marchó y pensé en aquella chica sin oreja y en que seguramente había renacido el día que descubrió que todo lo que le susurraban ahí se cumplía… No estaría nada mal encontrar esos 2 cumpleaños y esos 4 Sant Jordis. ¡Feliz domingo!

EL ORIGEN DEL VIENTO

Artículo 428. Siempre dudo como titular las columnas, ya que debes explicar en ese inicio parte de lo de que irá el artículo pero jamás de una manera suficientemente clara para que no pierda interés al leerlo.

Y os cuento esto, porque curiosamente el otro día un hombre de unos 86 años se acercó a mi y me susurró esta frase: “El origen del viento” y añadió que me contaría algo y que si me gustaba, debía titular así la columna.

Y me comenzó a explicar que durante años había estudiado el origen de las palabras, de donde provenían o como se habían transformado. Me conto que la expresión “tope guai” tenía su origen del inglés, exactamente de “top white” y que en aquella época ir de blanco era lo más cool y es por ello que aquí se castellanizó y derivó en “tope guai”.

Y después me relató que la palabra tiovivo provenía de… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Convicto” Jack O’conell está que se sale. Increíble los giros y las emociones que puede transmitir esta maravilla sobre las prisiones.
Convicto1
Convicto2

2º lugar. “Los inmortales del cine“ (Palau de la Música) Soberbia la mezcla de diálogos de guión y bandas sonoras. Fue sanador escuchar esa magistral sinfonía de secuencias.
Inmortals1
Inmortals2

1a posición. “Calvary” La mejor película que he visto este año, lo tiene todo y rezuma una espiritualidad y una terrenalidad que se fusionan de una manera excelsa.
Calvary1
Calvary2

Y volviendo a “Tiovivo” me contó que el primer hombre que tuvo en Madrid esta atracción de caballos, murió de cólera y cuando era trasladado al cementerio resultó que aun estaba vivo y de ahí que aquella atracción la llamaran a partir de entonces: “Los caballitos del Tío Vivo”.

Y cuando ya marchaba aquel sabio de las palabras, le pregunté por el viento del título y me replicó: “Las palabras y las promesas se las llevan siempre el viento… Es por ello que hay que evitar que sople…” ¡Feliz domingo!

ACIERTOS FUERA DE CONTEXTO

Artículo 427. En cada firma de libro te encuentras con dos o tres historias que te acaban llamando poderosamente la atención, sobre todo por cómo te relatan ciertas situaciones.

Yo lo primero que le pregunto a la gente que se acerca es como está y fue curioso que una chica de unos 25 años me dijo que normal. Pero pronunció ese “normal” de una manera extraña. Le repregunté y me contestó que siempre respondía a esta pregunta con un “normal” porque así lo hacía toda su familia. Me contó que tres generaciones de personas de su misma familia habían decidido siempre contestar así, casi 120 años de normalidad…

Era curioso, quise indagar más pero me llegó una segunda historia. Resulta que… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “71″ Una maravilla que contiene el mejor ritmo de todo lo que he visto este año. Es como un capítulo de 24 a la europea y con un punto Quentin Tarantino.
71a
Jack O'Connell in '71

2º lugar. “Arias y coros famosos de Opera” (Palau de la música) La Orquesta Estatal de Ucrania me hizo sentir de una manera brutal con ese inicio de “La italiana en Argel”, tenía algo de instante de alma que conmociona el espíritu.
Arias1
Arias2

1a posición. “Pasolini” Una de esas genialidades que necesitas tiempo para absorberlas. Poética, musical y llena de una magia difícil de explicar pero fácil de visualizar.
Pasolini1
Pasolini2

Y volviendo a la segunda historia que se me cruzó fue la que me contó una mujer que me dijo una frase que me entusiasmó, era su mantra personal, algo en lo que siempre creía y que a partir de ahora también forma parte de mi ADN.

Decidió susurrármela al oído: “No existen los errores, son aciertos fuera de contexto”. Y marchó y en su forma de andar se notaba esa seguridad…

Pensé que quizás debería haberse conocido con la chica que decía “normal”. Tengo la sensación que quizás ese normal fuera de contexto significaría otra cosa en realidad. ¡Feliz domingo!

REAPRENDER A VOLAR

Artículo 426. Pienso que a veces estaría bien contaros desde donde escribo. Iniciar siempre las columnas explicándoos donde las estoy creando porque siempre he creído que los lugares acaban perfumando lo que cuentas.

Hoy estoy en un avión, a 11.000 metros de altura. Y aunque deseo contaros una cosa en particular, noto que acabaré hablando sobre todo lo que significa volar tras la tragedia…

La mujer de al lado, que ronda los 85, noto que mira como escribo. Me dice ahora que ronda los 88 y siento que me contara algo y seguramente lo que me relate lo acabaré trascribiendo. Así que os dejo con lo mejor de mi semana y tras la conversación con ella os cuento…

3er puesto. “Ida” Una película que mezcla conceptos contrarios y acaba obteniendo una gran similitud entre todos los personajes. Sencilla pero a la vez extremadamente complicada.
Ida1
Ida2

2º lugar. “Réquiem y Sinfonía número 40” (Palau de la música) Me entusiasmaron esos coros Ucranianos, había en ellos una concentración intensa y una búsqueda de la conexión.
Requiem1
Requiem2

1a posición. “The script” (Palau Sant Jordi Club) Uno de esos increíbles conciertos que están llenos de pasión y donde se contagian las ganas de vivir y de compartir lo sentido. ¡Brutal!
Script1
Script2

Y hemos hablado media hora, ahora ella duerme. Me ha contado algo increíble, me ha hablado de su marido al que le encantaba volar. Sus dos grandes pasiones eran volar y la uva. Así que siempre que cogía un avión, se llevaba muchos racimos de uva y los compartía con todo el pasaje.

“Antes se hablaba en los aviones” me dice. “Antes se compartían cosas, experiencias y hasta palabras”, añade. “Y hoy noto que la gente quiere volver a compartir. Es curioso que un acto tan inhumano nos haya vuelto más humanos. Hemos vuelto a aprender a volar…”

Sonrió y ya no dijo nada más. Reaprender a volar, bonito concepto… ¡Feliz domingo!