EL ORIGEN DEL VIENTO

Artículo 428. Siempre dudo como titular las columnas, ya que debes explicar en ese inicio parte de lo de que irá el artículo pero jamás de una manera suficientemente clara para que no pierda interés al leerlo.

Y os cuento esto, porque curiosamente el otro día un hombre de unos 86 años se acercó a mi y me susurró esta frase: “El origen del viento” y añadió que me contaría algo y que si me gustaba, debía titular así la columna.

Y me comenzó a explicar que durante años había estudiado el origen de las palabras, de donde provenían o como se habían transformado. Me conto que la expresión “tope guai” tenía su origen del inglés, exactamente de “top white” y que en aquella época ir de blanco era lo más cool y es por ello que aquí se castellanizó y derivó en “tope guai”.

Y después me relató que la palabra tiovivo provenía de… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Convicto” Jack O’conell está que se sale. Increíble los giros y las emociones que puede transmitir esta maravilla sobre las prisiones.
Convicto1
Convicto2

2º lugar. “Los inmortales del cine“ (Palau de la Música) Soberbia la mezcla de diálogos de guión y bandas sonoras. Fue sanador escuchar esa magistral sinfonía de secuencias.
Inmortals1
Inmortals2

1a posición. “Calvary” La mejor película que he visto este año, lo tiene todo y rezuma una espiritualidad y una terrenalidad que se fusionan de una manera excelsa.
Calvary1
Calvary2

Y volviendo a “Tiovivo” me contó que el primer hombre que tuvo en Madrid esta atracción de caballos, murió de cólera y cuando era trasladado al cementerio resultó que aun estaba vivo y de ahí que aquella atracción la llamaran a partir de entonces: “Los caballitos del Tío Vivo”.

Y cuando ya marchaba aquel sabio de las palabras, le pregunté por el viento del título y me replicó: “Las palabras y las promesas se las llevan siempre el viento… Es por ello que hay que evitar que sople…” ¡Feliz domingo!