LA FIRMA DE LA FELICIDAD

Artículo 362. Y el otro día estaba viendo la película “The swell Season”, sobre los cantantes que ganaron hace unos años el Oscar por la canción de “Once”… Y algo que dijeron llamó poderosamente mi atención.

El protagonista, un cantante irlandés de bolos por Estados Unidos contaba el encuentro con un fan peculiar que le pidió un autógrafo… Lo curioso es que el autógrafo lo quería en su brazo izquierdo, a la altura del bíceps… Pero no acababa aquí la curiosidad, sino que el chico en cuestión deseaba la firma en ese sitio en particular porque… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana…

3er puesto. “La simetría de los deseos” de Eshkol Nevo (Editorial Duomo) Mundos que llevan a historias… Historias que te transportan a mundos… Una tierna maravilla…
Simetría1
Simetría2

2o lugar. “A propósito de Llewyn Davis” Extraña, a ritmo pausado pero con un fondo lleno de una poesía intensa… La lucha por la búsqueda de un lugar…
Llewyn1
Llewyn2

1a posición. “La gran belleza” Sigo fascinado con todo lo que rodea esta maravilla. Los dos CDs de la fabulosa banda sonora te llevan cada uno a un sitio diferente y brutal. Mi esófago anda partido…
Bellezza1
Bellezza2

Y volviendo al autógrafo, lo curioso es que lo deseaba en esa parte del brazo porque después se los tatuaba… Iba con el autógrafo recién firmado en el brazo y pedía que se lo tatuaran en la piel… Tenía 362 firmas entre brazos y piernas…

Decidí buscar al chico en cuestión por internet y lo encontré… Y ahora viene lo alucinante, y es que tenía las firmas ordenadas… Cientos de estrellas de cine y televisión en el brazo derecho… Un montón de grandes de la música en el derecho… La pierna izquierda estaba dedicada completamente para los grandes del deporte…

Y la pierna derecha era para la gente cercana que le había hecho feliz… Tan sólo había tres firmas gigantes que ocupaban toda la pierna… Una declaración de principios… Feliz domingo!