Lo que no te han contado del noveno capítulo de la Temporada 2 de ‘Pulseras Rojas’

En el capítulo 9 recuperamos a nuestros Cris y Jordi, un deseo anhelado desde que empezó la temporada. Ha sido una entrega con similitudes respecto a los episodios 9 y 10 de la primera temporada, pero aunque no hemos perdido literalmente a un pulsera, porque esta vez está vivo, el dolor ha sido igual de intenso.
Pulseras1

En el capítulo 10 de la primera temporada Lleó quería ir a ver a Ignasi para entregarle la pulsera. Ahora es al revés, se la quita a Cris hasta que merezca serlo de nuevo.

Es un capítulo difícil porque tras un intento de suicidio, si no arrancas una emoción fuerte de la persona que lo ha intentado, hay muchas posibilidadesde que lo repita. Me gusta cómo cada personaje le intenta convencer. Cada cual a su manera…

Toni, junto a la niña que lleva el respirador, le ofrecen el punto de vista de que los problemas son tan grandes como queramos que lo sean. Roc confiesa que no se le da bien hablar; efectos secundarios del coma. Rym pronuncia una de esas frases inolvidables: “Tu vida también pertenece a los que te quieren”. Y es que Rym está creciendo, incluso se cierra el círculo y empieza a ayudar a gente cuando antes era ella la que recibía ayuda. Y Lleó, como siempre, es duro cuando hay que serlo pero, a la vez, es débil y tiene muchos miedos…

En este capítulo el miedo vuelve a hacer acto de presencia. El de Cris, el de Jordi… El miedo nos devuelve de nuevo a Jordi. Decide abrirse por fin… Me entusiasma el momento del reencuentro con Lleó, la competición en forma de pulso transformada en un abrazo.

Y, al final, como en el juego de “dónde querrías estar si estuvieras bien”, en ese juego infantil de la primera temporada, vuelven a ser quienes eran, el niño que todos llevan dentro.
Pulseras2

Al final del episodio tenemos una alegría en forma de tumor benigno… Quizás es una recompensa por su unión.

La mejor frase: “Tu vida no es solo tuya, pertenece también a todos los que te quieren”. La pronuncia Rym en su primer encuentro cara a cara con Cris.

La mejor secuencia: El reencuentro de Jordi y Lleó, el abrazo… Y el final en la playa. Me gusta cómo los personajes se vuelven a encontrar en el sueño para hacerlo también en la vida real.
Pulseras3