SINUSITIS CIBERNÉTICA

Artículo 434. Esta semana yo enfermé junto a mi ordenador. Tenía ese ordenador desde hace 10 años, en él había escrito casi todas mis historias. Había perdido teclas, iba lento pero tenía siempre una energía única. Siempre he sentido que tenía vida propia y cuando esta semana ya no se encendía sentí que quizá era el momento de despedirse…

Y ese mismo día yo pillé la primera sinusitis de mi vida. Es una enfermedad curiosa, tienes toda la cabeza como tapada debido a que es como un constipado interno.

Así que ambos fuimos a médicos diferentes y… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “ Historias Tattooadas” Macaco siempre es espectacular, su energía inunda cada increíble tema y te hace sentir mejor persona.
Macaco1
Macaco2

2º lugar. “La giovinezza” de Paolo Sorrentino. No he visto la película pero el libro que ha escrito inspirado en el film rezuma una belleza que te transporta a una felicidad extrema.
Giovinezza1

Il premio Oscar Paolo Sorrentino passeggia a Venezia al termine dei primi ciak del suo ultimo lavoro intitolato "Youth, Giovinezza". La pellicola e'ambientata in parte nel centro storico lagunare, Venezia, 1 Luglio 2014.  ANSA/ANDREA MEROLA

Il premio Oscar Paolo Sorrentino passeggia a Venezia al termine dei primi ciak del suo ultimo lavoro intitolato “Youth, Giovinezza”. La pellicola e’ambientata in parte nel centro storico lagunare, Venezia, 1 Luglio 2014. ANSA/ANDREA MEROLA


1a posición. “Hipócrates” Extraordinaria historia sobre los hospitales y esos médicos que a veces no tienen respuestas porque carecen de sentimientos para hacerse las preguntas.
Hipo1
Hipo2

Volviendo al ordenador. El técnico me dijo que podía conseguir que volviera a encenderse pero que no duraría. En lo que respecta a mi, la sinusitis hizo que sintiera como si mi cerebro se modificara, Mi médico me dijo que después de una sinusitis puede que aprendas un idioma nuevo.

He aprovechado la sinusitis para despedirme de mi ordenador y he escrito esta última columna en él. Sé que no le puedo exigir más y que la sinusitis ha sido una metáfora de sentir que su memoría interna y la mía estaban igual de comprimidas.

Cuando leáis esta columna no la diferenciaréis de la semana que viene, sólo serán letras impresas pero quería que supieráis que el compañero de escritura será otro.

Al final no aprendí otro idioma pero me sirvió para hacer el duelo de esa pequeña pérdida. ¡Feliz domingo!