NUECES CENTENARIAS

Artículo 503. Siempre me ha parecido curioso como encara la gente el paso por el control de seguridad de los aeropuertos. Los hay que se quitan todo lo metálico para sortear limpiamente el control como saltadores de pértiga y también existen los que no extraen nada por principios.

Y todo esto os lo cuento porque el otro día en el aeropuerto de Ámsterdam me tropecé con un hombre de casi 60 años que llevaba una extraña posesión… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Emergències” (Tv3) Trepidante serie sobre esos héroes que trabajan las 24 h. El sonido de “Lucas”, la máquina que da masajes cardíacos jamás lo olvidaré.
emergencies1
emergencies2

2º lugar. “El chico a quién criaron como un perro” de Bruce Perry y Maia Szalavitz (Capitán Swing) Interesantísimo libro donde psiquiatras americanos te explican el dolor de un niño y la forma de mitigarlo.
chico-perro1
chico-perro2

1ª posición. “Al borde de la locura” (Museo Van Gogh Ámsterdam) Fascinante exposición sobre los problemas médicos del maestro. Enfermedad, locura y maestría se dan cita en este maravilloso retrato de su arte.
locura1
locura2

Y aquel hombre pasó el control del aeropuerto y sonó. Le registraron y le encontraron una gigantesca nuez que llevaba en su bolsillo. El explicó que aquella nuez había pertenecido a su padre que la llevaba siempre porque creía que le daba energía centenaria y aplomo ante las dificultades. Y que él la había vaciado cuando su padre murió a los 99 años y allá portaba restos de las cenizas de su madre. Jamás viajaba sin esa nuez porque le anclaba al mundo.

Los seguratas rieron y pusieron aquella nuez en una solitaria bandeja azul y pasó por los rayos x. No se que debió ver el vigilante pero intuyo que algo muy mágico porque pidió que se la devolvieran de inmediato.

Toda los que esperamos aplaudimos la decisión porque que no todo vale en pro de la seguridad y menos juzgar la forma de superar el duelo de una pérdida. ¡Feliz domingo!

LA SUERTE DEL AZAR

Artículo 502. Ayer me tropecé con un amigo que hacía tiempo que no veía. Cuando yo tenía 13 años, él tenía 45 y coincidíamos en las quinielas. En aquel tiempo tenías que hacer fuertes las equis para que el calco que unía las papeletas quedara marcado.

Él siempre me ayudaba a acertar el máximo de partidos posibles y me aconsejaba sobre la vida. Le perdí la pista casi 30 años y ayer me lo reencontré. Ya no creía en el fútbol, me dijo que era un deporte inventado para que se diviertan los de siempre y observen los que jamás pueden participar.

En lo que si continuaba creyendo era en… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Dalí, Shakespeare y Visconti” (Castell de Púbol) Una exposición fascinante sobre las uniones creativas y que es posible ver en acción en los propios jardines del propio castillo. Absolutamente increíble y a destacar ese ajedrez de pulgares propios.
dali1

Imatge d'alguns visitants a l'exposició temporal de Púbol 'Dalí, Shakespeare, Visconti', aquest 11 de març de 2016. (Horitzontal)

Imatge d’alguns visitants a l’exposició temporal de Púbol ‘Dalí, Shakespeare, Visconti’, aquest 11 de març de 2016. (Horitzontal)


2º lugar. “El despertar del corazón” de François D’epenoux (Grijalbo) Una preciosa historia generacional sobre la inteligencia de los abuelos y la interesante relación con nietos observada por los hijos protectores.
despertar1
despertar2

1ª posición. “El foraster” (Tv3) Me entusiasmó ese especial en Mercabarna, esa ciudad única que no para y donde fruta, pescado y carne se solapan en un círculo diario sin fin.
foraster1
foraster2

Y volviendo al hombre de las quinielas y los calcos me dijo que seguía creyendo en el azar y en la suerte. “La vida es azar con suerte” me susurró.

Por ello dice que con los años había decidido no hacer ni él las primitivas a las que jugaba, sino que buscaba las equivocaciones, aquellas apuestas que la gente hace por error y la lotera deja en el cristal por si alguien las quiere. Sólo se llevaba esas porque como me dijo: “Sólo ganan los que van contra corriente y sólo pierden los que piensan en la importancia de ganar”. ¡Qué feliz estoy de reencontrarlo!

DUELOS A LA CARTA

Artículo 501. Esta semana en un restaurante de Llafranc vi que tres amigos pedían la peor mesa que había en la terraza para comer. El restaurante estaba medio vacío así que hasta al camarero le extrañó que pidieran una mesa de espaldas al mar y situada cerca de la contaminación de los coches.

Al final de la comida no pude más que averiguar por qué esa elección y me contaron… Bueno, casi os lo explico después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “El secreto de las zonas azules” de Dan Buettner (Grijalbo) Increíble y práctico este libro que te habla de cómo se alimentan en las zonas más sanas y longevas de nuestro mundo.
azules1
azules2

2º lugar. “Juegos paralímpicos de Río” (Teledeporte) Ver cada retransmisión de estos héroes me emociona hasta el esófago. Ojalá la 1 se atreva a transmitirlo como hicieron con los otros juegos.
rio1
rio2


1ª posición.
“El principito” de Mark Osborne. Esta increíble película de dibujos animados supura tanta verdad que se convierte en una continuación fiel de ese clásico fantástico.
principito1
principito2

Y lo que me contaron es que habían perdido a un amigo en un accidente de coche justo hacía un año. Y querían comer en la misma mesa donde estuvieron todos juntos. La emoción de retornar no era triste sino un motivo de felicidad.

Les comprendí, yo perdí a mi padre justo hace un año y noto que en este último año no he hecho nada de lo que antes hacía. Me he tomado un descanso y de alguna manera he decidido parar el mundo, salir de él, para cuando volviese 12 meses más tarde sentir que había respirado, sentido y recordado todo lo que él significó en mi vida.

Al fin y al cabo todo duelo es diferente. No importa si repites todo lo que hiciste o si lo haces todo diferente. Tomando el postre junto a aquellos tres desconocidos, llegamos a la conclusión que cualquier persona que pierdes continúa aquí, una porción de su energía permanece para siempre dentro de ti y te aconseja. ¡Feliz domingo!

A CADA PASO, UNA RISA

Artículo 500. Y esta semana hemos llegado a 500 domingos sin faltar a la cita. Me hace mucha ilusión llegar a este pequeño hito y compartirlo con vosotros.

Buscaba de qué hablar en este número tan redondo y como pasa siempre el artículo me encontró a mi. Y es que esta semana fui a Alemania a probar una nueva pierna ortopédica y tuve que ir a un pequeño pueblo donde había casi un centenar de cojos y allí un hombre que rozaba los 70 años y que había perdido la pierna en una guerra que me dijo… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Elvis & Nixon” Esta película te deja una gran duda: ¿Por qué Elvis quería realmente ver a Nixon? Yo tengo la teoría de que todo era una apuesta y que la ganó.
Elvis1
Elvis2
Elvis3

2º lugar. “Novela de ajedrez” de Stefan Zweig (Acantilado) Me llenó de felicidad releer este maravilloso cuento sobre vencedores y vencidos en cualquier aspecto de la vida.
Ajedrez1
Ajedrez2

1ª posición. “Matthias Goerne” (Schubertíada Vilabertran) Los lieders que interpretó fueron tan bellos que cerrabas las ojos y sentías como te rozaba el alma de Beethoven.
Matthias1
Matthias2

Y lo que me dijo aquel hombre con sonrisa inmensa, y que había perdido la misma pierna izquierda que yo, fue que aunque la guerra le había arrebatado la pierna no sentía odio por nadie. Y añadió: “El odio siempre nace de no poder utilizar a las otras personas como deseamos…”

Y allá estuvimos ambos durante una semana probando una nueva pierna juntos y notando como nos cambiaba el andar, la respiración y la risa. Su nueva risa y la mía congeniaron enseguida. A cada paso nuevo, una risa diferente.

Cuando me despedí de él, me dijo que como no tenía pierna izquierda, sabía que siempre se despertaría con el pie derecho. Idea que comparto con él. Nos abrazamos al marchar y noté parte de su energía luchadora dentro de mi. Creo que la gran suerte de este mundo es transformar pérdidas en ganancias en compañía. ¡Feliz domingo!

LA MUELA DE RIPLEY

Artículo 499. Esta semana os quiero contar una anécdota que me pasó en Ischia, una isla bellísima que ha sido plató cinematográfico, allá se rodó “El talento de Mr. Ripley” y “Avanti” entre otras muchas películas.

Y fue allí donde un diente me comenzó a doler, tuve que ir al dentista local y fue cuando pasó algo de película. Resulta que… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “M’agrada de Joan Rovira. Una de esas canciones veraniegas que no te abandona durante semanas, te alegra el agosto y te da fuelle hasta el invierno.
Joan1
Joan2

2º lugar. “Mi vida junto a Pablo Neruda” de Matilde Urrutia (Seix Barral) No hay duda que este diario supura magia. Le costó publicarlo y que la escucharan pero cada palabra de este libro rezuma valentía.
Neruda1
Neruda2

1ª posición. “Sorpréndeme” (Caixafórum) Decía el fotógrafo Philippe Halsman que cuando saltabas la máscara caía y aparecía el niño que llevabas dentro. En cada una de esas magníficas fotos puedes ver el alma compartida de ambos.
Halsman1
Halsman2

Y el dentista era un hombre de unos 85 años y me relató una historia de cine. Tenía en la consulta fotos con Alain Delon cuando rodó “A Pleno Sol (la primera versión de Ripley) y 39 años más tarde con Matt Damon cuando interpretó el Talento de Mr. Ripley.

Me explicó que a ambos les había dolido la misma muela cuando interpretaron el mismo personaje y a los dos los había curado en su consulta.

Le pregunté como era eso posible. Pensaba que me hablaría de casualidad pero el me dijo otra cosa: “Yo creo que los grandes actores cuando entran dentro de un personaje se modifican internamente y sienten lo que interpretan. Al hacer Ripley, Damon y Delon modificaron su rostro para hablar, respirar y sentir como él. Y de esa modificación, apareció el mismo dolor de muela. Es la magia del cine…”

Grandes interpretaciones que confluyen en un mismo dolor de muela, me parece poéticamente doloroso. ¡Feliz domingo!

SONRISAS CORPORATIVAS

Artículo 498. Hoy os quiero contar una historia que me explicó el otro día un amigo mío que empezó a trabajar en la recepción de un gimnasio. Resulta que antes de ponerse tras el mostrador le hicieron un curso de una semana relacionado con la sonrisa que debía mostrar. Ya que le contaron que en toda la cadena del gimnasio tenían una sonrisa corporativa que consistía… Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “El caso Fischer” Una buena película sobre la magia del ajedrez donde despunta el brutal Liev Schreiber con una interpretación soberbia.
Fischer1
Fischer2

2º lugar. “The original Blues Brothers Band” (Festival de Peralada) Me entusiasmó escuchar tocar a la banda que acompañaba a los Blues Brothers y sentir la increíble química que todavía existe entre todos ellos.
Blues1
Blues2

1ª posición. “Simply Red” (Festival de Peralada) Fue el broche de oro a los 30 años de este magnífico festival. Este grupo consigue que todo suene como debe de sonar y logró un concierto épico.
Simply1

Simply2

Y volviendo a las sonrisas corporativas. A mi me amigo le dio el curso un especialista en sonrisas que le enseñó que la sonrisa cuando alguien llega al gimnasio debía ser: Cálida, afable y llena de felicidad y deseo.

Pero lo curioso era la sonrisa que debía conseguir mostrar cuando el cliente dejaba el gimnasio: Tenía que ser más olvidadiza, nostálgica y nada efusiva.

Le contaron que el cliente debía sentir que era añorado al llegar para que jamás se desapuntara… Pero no tanto al marchar para que no sintiera que debía utilizar cada día las instalaciones.

Lo más curioso es que ese experto americano que les enseñó a sonreír consiguió todo eso que os cuento. El otro día fui a su gimnasio y sentí esa cascada de emociones entre todo el personal del gimnasio cuando te sonreían al verte y al despedirte.

A saber cuantas sonrisas corporativas más existen y en que lugares más insospechados. ¡Feliz domingo!

LLAMADORES DE ÁNGELES

Artículo 497. El otro día cerca de Polignano a Mare fui con una amiga a comprar un souvenir para su madre. Pero en el camino hacía un puesto callejero nos tropezamos con una pareja muy sonriente que rondaban casi los 90 años.

El caminaba encorvado bastantes grados hacia la izquierda y ella le seguía a poca distancia encorvada hacia el mismo lado. Era como si la pasión y la unión que sentían se hubiera desarrollado hasta sus andares.

Mi amiga acabó comprando un llamador de ángeles, que no deja de ser una bola de metal que emite un sonido y que según la leyenda hace que se te aparezca un ángel.

Y justo cuando ya nos habíamos marchado, yo quise volver a comprar otro. Y fue entonces cuando pasó… Casi os lo cuento después de lo mejor de la semana:

3er puesto. “Acadèmia 1750” (Festival de Torroella de Montgrí) Giuliano Carmignola y el resto de la academia encontraron unos sonidos tan bellos que cada interpretación te llevaba a solucionar problemas internos.
Academia2
Academia1

2º lugar. “Bryan Hymel” (Festival de Peralada) Logró junto a su mujer Irina Kyriakidou inspirarnos la pasión que sienten el uno por el otro. Fue genial verlos observarse sus voces y desearse suerte.
Bryan Hymel1
Bryan Hymel2

1ª posición. “Ezio Bosso” (Festival de Peralada) Esa brutal mezcla entre conferencia y música es terapéutica. Hasta las cigüeñas crujieron de felicidad ante tanta lucha y tanta verdad.
Ezzio1
Ezzio2

Y cuando volvimos a comprar el segundo llamador de ángeles, la dueña del puesto callejero se alegró de vernos porque nos dijo que nos habíamos dejado el móvil cuando compramos el primero. Y allá estaba el móvil, al lado de los llamadores de ángeles.

Mucha gente de la tienda dijo que aquello había sido obra del llamador de ángeles.

Y de repente volvió a pasar la pareja encorvada y diría que estaban encorvados hacia otra dirección y con otro ángulo. Eso si, seguían sonriendo y inclinados a la par. Ahí si que hay ángel. ¡Feliz domingo!

¿CEREBRO O CORAZÓN?

Artículo 496. No hay duda que dentro de poco llegarán grandes cambios. Estoy viendo últimamente en los periódicos que hablan de que en los Juegos Olímpicos de Río el dopaje ya no es químico sino cerebral. Algunos atletas entrenan con unos cascos que les dan descargas eléctricas en el cerebro para que corran, comprendan y ejerciten mejor.

No hay duda que el cerebro puede darte alas. También hace poco leí que están a punto de sacar a la venta unos cascos de música que no llevan auriculares, sino que la música te llega directamente a tu cerebro a través de las vibraciones que se producen en el exterior de la cabeza.

Creo que hay todo un camino que recorreremos durante este siglo donde el potencial del cerebro y su modificación nos cambiará. Y es entonces cuando recordé una frase que leí una vez en un grafiti de una pared y que es perfecta para la ocasión. Resulta que… Casi os lo cuento después de la mejor de la semana:

3er puesto. “Minsung Lee” (Palau de la música) La energía de este joven pianista consiguió transmitirse y crear una alegría y una fuerza colectiva impresionante.
Minsung1
Minsung2

2º lugar. “Anita Rachvelishvili” (Festival de Peralada) Soberbia actuación que logró que toda la iglesia se impregnara de ternura con cada uno de los brutales temas que cantó.
Anita1
Anita2

1ª posición. “Diana Krall” (Festival de Peralada) Improvisación a improvisación logró crear un fantástico tejido de placer musical que conmocionó a todo la platea.
Diana1
Diana2

Y volviendo a la frase que resume todos estos avances. Un día leí en una pared: “El problema no es que usemos el diez por ciento de nuestro cerebro, sino que sólo usamos el tres por ciento de nuestras emociones”.

Y creo que allá está el problema de tanto avance en el cerebro, no tengo duda que las descargas y la música deberían ir dirigidas al corazón. Y es que el cerebro no riega el corazón sino que es el corazón el que riega al cerebro. ¡Feliz domingo!

TIEMPO DE ESPERA

Artículo 495. El otro día leí un estudio sobre lo que la gente considera “espera” dependiendo del lugar donde le ocurre el retraso. Resulta que explicaban que en una tienda, a partir de 4 minutos sin atenderte ya consideras que te están haciendo esperar. En cambio, en el médico es a partir de los 17 minutos que las personas consideran que ha habido un retraso. Y en los aeropuertos, la idea de retraso se va más allá de los 40 minutos, hasta el minuto 39 piensas que has tenido suerte y casi has salido a la hora.

Y fue entonces cuando recordé al colectivo que jamás tiene esa suerte en los aeropuertos… Casi os lo cuento después de la mejor de la semana:

3er puesto. “Sing Street” de John Carney. Es una peli de los 80, un musical en si mismo que consigue licuar toda tu infancia y hacerte sentir feliz automáticamente.
Sing1

Sing2

2º lugar. “Creatividad S.A” de Ed Catmull (Conecta) Me encantaron las claves del éxito que lograron con Pixar pero sobre todo los consejos para superar el fracaso y jamás desanimarse.
Creatividad1
Creatividad2

1ª posición. “Robert Bolle and friends” (Festival de Peralada) Danza en mayúsculas, que conmociona y entusiasma. Ternura para los sentidos y búsqueda de innovación.
Bolle1
Bolle2

Y al colectivo que siempre hacen esperar son los minusválidos. Ya he visto en tres ocasiones esta semana en el aeropuerto de Barcelona un retardo de 55 minutos para que la asistencia venga a ayudarles a salir del avión cuando todo el pasaje ha marchado.

Considero que es inconcebible, no sé si es por falta de medios o por otra razón. Pero la última vez vi a un chico de 12 años en silla de ruedas que se auto golpeaba porque se había hecho sus necesidades encima por estar más de una hora esperando. Su dolor perdura todavía en mi.

Ojalá los aeropuertos invirtiesen el triple del dinero en este servicio porque ser minusválido no implica tener un concepto amplio de las esperas y una paciencia absoluta. ¡Feliz domingo!

BALIZAS OPORTUNAS

Artículo 494. El otro día leí una noticia que me encantó. En Corea les han dado balizas a las embarazadas y a los minusválidos para que se ilumine una luz en los autobuses cuando ellos entran y así la gente se de cuenta que deben levantarse en los sitios reservados especialmente para ellos.

Era tal el poco respeto por esos sitios reservados que han tenido que tomar esta medida drástica para poner en evidencia a la gente que se aprovechaba de esos lugares.

La noticia me la contó un amigo mío que tenía una utilización diferente para esas balizas. El pensaba… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana:

3er puesto. “Ascensor para el cadalso” de Louis Malle (A Contracorriente Films) Esta película sigue teniendo algo único porque habla de todo sin enfatizar en nada en concreto. El extra con la entrevista con Jeanne Moreau es brutal.
Ascensor1
Ascensor2

2º lugar. “Olga Peretyatko” (Festival de Peralada) Me encantó el espectacular tándem que formaron con el pianista Giulio Zappa. Se comunicaban respirando y saboreando el arte del otro.
Olga1
Olga2

1ª posición. “Ailey II” (Festival de Peralada) Maravillosa la compañía de danza Alvin Ailey. Brutal las tres partes pero me entusiasmó ese final al ritmo de la maravillosa canción Rocka My soul in the bossom of Abraham.
Ailey1
Ailey2

Y mi amigo pensaba que esas balizas sería interesante que las poseyera también gente que necesitas conocer en esta vida y que sabes que cambiarán tu vida. Dice que debiera existir esa baliza para que tuvieras la oportunidad de saber que están a cien metros de ti. También decía que serviría para poder evitar a aquella gente que no necesitas en tu vida.

Balizas que te ayudaran a encontrar personas en forma de oportunidades perdidas y también para evitar disgustos. Es una idea complicada de poner en práctica pero realmente interesante.

Hasta que existan, habrá que seguir usando como aliados: El instinto y la suerte en el cruce. ¡Feliz domingo!